Envío GRATUITO a la Península en pedidos superiores a 99€ y en Zaragoza capital a 80€

Receta clásica de carrillada en salsa de ciruelas

La carrillada, ese corte jugoso y lleno de sabor. Una joya culinaria que a menudo no recibe el reconocimiento que merece. En Carnicería Víctor Salvo, estamos decididos a cambiar esa percepción, ofreciendo carne de la más alta calidad que garantiza una experiencia gastronómica inigualable.

A través de esta receta de carrillada en salsa de ciruelas, aprenderás una forma distinta y deliciosa de disfrutar de este corte, perfecta para ocasiones especiales, como las cenas navideñas. Esta preparación no solo destaca por su sabor único y su textura suave, sino que también representa una forma creativa de añadir un toque gourmet a tu mesa, sorprendiendo a tus invitados con una combinación de sabores que va más allá de lo convencional.

Ingredientes (4-6 personas)

El primer paso es reunir los ingredientes adecuados. Cada elemento ha sido cuidadosamente seleccionado para complementar y realzar los sabores de la carrillada, creando un equilibrio perfecto entre lo dulce, lo salado y las sutiles notas aromáticas.

  • 1 kg de carrillada de cerdo (también puedes usar carrillada de vaca)
  • 150 g de ciruelas secas
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 hojas de laurel
  • 1 rama de tomillo fresco
  • 500 ml de caldo de carne
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Preparación perfecta de la carrillada

La preparación de la carrillada es un proceso sencillo, pero requiere atención y cuidado para asegurar que la carne quede tierna y llena de sabor.

Sazonado de la carrillada:

Comienza limpiando las piezas de carrillada, quitando excesos de grasa si lo deseas. Este paso es importante para asegurar una textura suave y uniforme en la carne.

Sazona generosamente cada pieza de carrillada con sal y pimienta al gusto. Puedes añadir también un poco de pimentón o hierbas secas para un toque extra de sabor.

Dorado de la carne:

Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y agrega un chorrito de aceite de oliva. Espera a que el aceite esté caliente, pero no humeante.

Coloca las piezas de carrillada en la sartén, sin amontonarlas, para que se doren uniformemente. Deja que se cocinen por unos 3-4 minutos por cada lado, hasta que adquieran un color dorado y una costra sabrosa. Esto no solo mejora el sabor, sino que también ayuda a sellar los jugos de la carne.

Cocción lenta:

Una vez doradas, retira las piezas de carrillada de la sartén y resérvalas. En este punto, la carne no estará completamente cocida, pero se terminará de cocinar en la salsa, lo que le aportará jugosidad y sabor.

Reduce el fuego a medio-bajo y utiliza la misma sartén para la preparación de la salsa (que se detallará en el siguiente paso). La idea es aprovechar los jugos y sabores que ha dejado la carne en la sartén.

carrillada en salsa de ciruelas

Creación de la salsa

La salsa de ciruelas es el complemento perfecto para la carrillada, aportando un balance entre dulzura y profundidad de sabor.

Sofrito:

Utiliza la misma sartén donde doraste la carrillada. En ella, encontrarás una base de sabor gracias a los jugos de la carne.

Añade un poco más de aceite de oliva si es necesario y agrega la cebolla picada y los dientes de ajo. Cocina a fuego medio hasta que la cebolla esté translúcida y el ajo libere su aroma, aproximadamente 5 minutos. Es importante que la cebolla y el ajo no se quemen, ya que esto podría amargar la salsa.

Incorporación de las ciruelas y hierbas aromáticas:

Incorpora las ciruelas secas a la sartén. Estas aportarán un dulzor natural y una textura suave a la salsa.

Añade las hojas de laurel y la rama de tomillo. Estas hierbas complementarán los sabores de la carrillada y las ciruelas con un toque fresco y aromático.

Mezcla de carrillada y salsa

Una vez que hemos preparado tanto la carrillada como la salsa de ciruelas, lo siguiente es combinar ambos elementos para que se complementen y enriquezcan mutuamente. Este es el momento donde la magia realmente sucede en la cocina.

Unión de carrillada y salsa:

Vuelve a colocar las piezas de carrillada en la sartén con el sofrito y las ciruelas.

Vierte el caldo de carne hasta que las piezas de carrillada queden casi completamente cubiertas. El caldo no solo ayudará a cocinar la carne, sino que también se mezclará con los otros ingredientes para crear una salsa rica y compleja.

Cocción lenta:

Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego a bajo. Deja cocinar a fuego lento con la sartén tapada. Esto permitirá que la carne se cocine suavemente, absorbiendo los sabores de la salsa.

Cocina durante aproximadamente 1.5 a 2 horas, o hasta que la carne esté tierna y se deshaga fácilmente con un tenedor. La cocción lenta es esencial para lograr una textura perfecta.

Finalizar la salsa:

Una vez que la carne esté cocida y tierna, retírala de la sartén y resérvala.

Si la salsa está muy líquida, puedes aumentar el fuego para reducirla y espesarla. Ajusta la sazón con sal y pimienta al gusto.

carrillada en salsa de ciruelas

Consejos y recomendaciones

Al preparar la carrillada en salsa de ciruelas, hay varios consejos y recomendaciones que pueden ayudarte a asegurar que tu plato sea un éxito rotundo. Estos consejos no solo mejorarán el sabor y la textura de la carrillada, sino que también te brindarán la confianza para experimentar y ajustar la receta a tus preferencias personales.

  • Selección de la carne: escoge carrilladas de buena calidad. En Carnicería Víctor Salvo, ofrecemos cortes frescos y de primera para asegurar la mejor experiencia culinaria. La frescura y la calidad de la carne son fundamentales para un plato exitoso.
  • Tiempo de cocción: la paciencia es vital. La carrillada debe cocinarse a fuego lento para que se ablande adecuadamente. No apresures este proceso; una cocción lenta y constante asegura una carne tierna y jugosa.
  • Equilibrio en la salsa: ajusta la dulzura de la salsa a tu gusto. Si encuentras que la salsa está demasiado dulce, puedes equilibrarla con un poco de vinagre balsámico o jugo de limón. Si está muy ácida, añade un poco más de azúcar o miel.
  • Espesor de la salsa: si la salsa te queda muy líquida después de cocinar, retira la carne y deja que la salsa se reduzca a fuego alto hasta alcanzar la consistencia deseada. Alternativamente, puedes usar un poco de maicena disuelta en agua para espesarla.
  • Saborización adicional: no dudes en experimentar con hierbas y especias adicionales. Ingredientes como el romero, el comino o incluso un toque de canela pueden añadir capas de sabor a tu plato.
  • Maridaje: piensa en el maridaje con vinos o bebidas. Un buen vino tinto, por ejemplo, puede complementar perfectamente los sabores profundos y ricos de la carrillada.
  • Presentación: la presentación es importante. Sirve la carrillada con un acompañamiento que complemente el plato, como puré de patatas, arroz blanco o incluso una simple ensalada verde.
  • Conservación: esta receta suele saber incluso mejor al día siguiente, así que no dudes en prepararla con antelación. Guarda las sobras en el refrigerador y recaliéntalas suavemente antes de servir.

La receta de carrillada en salsa de ciruelas es una excelente manera de disfrutar de un plato clásico con un toque moderno y sofisticado. En Carnicería Víctor Salvo, estamos orgullosos de proporcionarte los ingredientes de la más alta calidad para que tus creaciones culinarias sean un éxito. Esperamos que esta receta se convierta en una de tus favoritas para ocasiones especiales o simplemente para añadir variedad a tus comidas diarias.