El secreto del éxito de tu cocina

Ternera

Mostrando los 38 resultados

FAQ Ternera

La carne de ternera es aquella que procede de la carne de los bovinos que tienen más de seis meses de edad. ¿Sabías que se considera uno de los alimentos con más cantidad de zinc? Sirve para preparar multitud de platos y guisos, tratándose de una carne roja de lo más versátil en la cocina.

Si eres un amante de los guisos, estas partes de la ternera te resultarán ideales para preparar todas tus recetas: espaldilla, rabo, culata, babilla, redondo, contra y aleta.

Para asar en el horno es recomendable utilizar partes de la ternera que tengan poca grasa, como pueden ser el rabillo, el pez (que corresponde a la zona de la escápula), el redondo o la espaldilla.

Si quieres preparar filetes de ternera para empanar, freír, hacer a la plancha, a la parrilla o acompañar con salsas, hay que sacarlos del lomo bajo para que tengan la forma adecuada. También saldrán muy sabrosos de la tapa, babilla, aguja, cadera y espaldilla.

Dentro de las partes más jugosas de la ternera destaca el solomillo. Junto con él, las partes del lomo alto destacan por ser muy sabrosas. De ahí salen piezas tan valiosas como el chuletón y el entrecot.

Las partes de la ternera más tiernas son el solomillo y el pescuezo, ya que son las más blandas. El solomillo es de categoría extra, junto con el lomo alto y bajo, resultando realmente jugoso y tierno.

El pescuezo puede prepararse como tacos o desmenuzado en caldos y guisos. Es una carne tierna, pero resulta un poco más seca que el solomillo.

El entrecot es la carne que se encuentra entre las costillas. Suele obtenerse del lomo bajo y no tiene hueso, destacando sin duda por ser una carne tierna y jugosa.

Todo depende de la receta que quieras preparar. El entrecot presenta grasa vetada, lo que le otorga un sabor intenso. Por contra, el solomillo, es una pieza más delicada y su contenido en grasa es mucho más bajo.