Espalda de ternasco al horno: Receta tradicional

La espalda de ternasco al horno es el plato protagonista en muchos de los hogares españoles en Navidad. Un plato sencillo pero a la vez complejo que, acompañado con unas buenas guarniciones, deleitará a invitados y te convertirá en el rey o reina de la cocina. Suena apetecible, ¿verdad?

Como sabemos que es un plato ganador, en Carnicería Víctor Salvo queremos enseñarte a preparar una espalda de ternasco al horno con patatas de la manera tradicional, respetando al máximo los productos y haciendo que el protagonista sea el sabor de esta fantástica carne.

Ingredientes para la espalda de ternasco al horno

Lo más importante para elaborar la receta de espalda de ternasco a la plancha es contar con materias primas excelentes para poder potenciar al máximo el sabor del plato. El ternasco de Aragón cuenta con un potente sabor, por lo que no requerirá excesivos aderezos adicionales para sacar todo su partido.

Los ingredientes que necesitarás para tu receta de espalda de ternasco al horno son los siguientes:

Ingredientes principales para la receta de espalda de ternasco al horno:

1 espalda o paletilla de ternasco

5 patatas medianas

1 cebolla

Para el aderezo perfecto de la espalda de ternasco al horno:

Vino blanco

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Especias al gusto (romero, tomillo y comino)

Con estos simples ingredientes lograrás una receta perfecta para impresionar a invitados y hacer que disfruten al máximo de la celebración.

Espalda de ternasco al horno espaldas de ternasco al horno Carnicería Víctor Salvo

Espalda de ternasco al horno: Una apuesta segura

La espalda de ternasco al horno es una receta tan sencilla como complicada de realizar. Por ello, en Carnicería Víctor Salvo te contamos todos los pasos para que realices un asado perfecto y puedas disfrutar de un fantástico plato navideño en cualquier situación o celebración.

A continuación, explicaremos la receta de espalda ternasco al horno para dos personas para que logres un plato sabroso y perfecto para celebraciones y reuniones familiares o de amigos. Sigue estos pasos minuciosamente y conseguirás un resultado perfecto en tu espalda de ternasco al horno.

  • Para comenzar nuestra espalda de ternasco al horno, precalentaremos el horno a 200ºC utilizando calor y ventilación en las partes superior e inferior, contando con que al abrir el horno se perderá algo de temperatura.

  • A continuación, pelaremos las patatas, las lavaremos bien y las cortaremos en rodajas al gusto de manera uniforme para que se cocinen todas por igual. También cortaremos la cebolla en finas tiras y mezclaremos uniformemente en una bandeja adaptada para el horno.

  • En un bol, pondremos aceite de oliva, las especias y sal y mezclaremos bien para posteriormente añadir la mitad a las patatas y la cebolla. Añadiremos también un poco de vino blanco en el fondo de la bandeja para que evapore e impregne de sabor todo el asado de ternasco.

  • Para preparar la paletilla, la untaremos con el resto de la mezcla de aceite, especias y sal y la dispondremos encima de las patatas y la cebolla con la piel hacia abajo.

  • Introducimos la bandeja en el horno a media altura y reducimos la temperatura a 170-180ºC para que se cocine a la perfección.

  • El tiempo de cocinado es aproximadamente de una hora y media. A los 45 minutos, daremos la vuelta a nuestra espalda de ternasco al horno para que se cocine por la cara de la piel. Es muy importante que cada media hora utilices los jugos que vaya soltando la carne y las patatas para regar la espalda de ternasco y que quede perfectamente jugosa.

  • Una vez haya transcurrido la hora y media de cocinado, tenemos dos opciones: Si la piel de la espalda de ternasco al horno está tostada y crujiente, será el momento de finalizar la receta. En caso contrario, puedes poner el grill durante 5-10 minutos para que se dore y el plato quede perfecto.

Espalda de ternasco al horno piel crujiente Carnicería Víctor Salvo

Será entonces cuando tendremos finalizada nuestra receta de espalda de ternasco al horno. Únicamente quedará emplatar y disfrutar de esta maravillosa receta.

Para el emplatado, recomendamos servir la mitad de la paletilla en cada plato, acompañado de una buena cantidad de patatas y cebolla y posteriormente regar todo el plato con los jugos que se hayan producido durante el cocinado en la bandeja del horno para obtener un resultado apetecible, crujiente, jugoso y listo para deleitar a tus invitados.